MÚSICA EN UNA FÁBRICA RECUPERADA

LA ORQUESTA SINFONICA DE ESCANDINAVIA TOCO PARA TRABAJADORES Y VECINOS DE VILLA MARTELLI

Los Constituyentes es una de las más de cien fábricas recuperadas por sus trabajadores, después de la debacle de diciembre de 2001. Y ayer, sus galpones llenos de caños, planchas y bobinas metálicas, se convirtieron en un auditorio. La Orquesta Sinfónica de Escandinavia, integrada por estudiantes de la Universidad del Sur de Dinamarca, ofreció un recital para las familias y los vecinos de Villa Martelli.

El evento forma parte de la actividades organizadas por la Secretaría de Cultura de la Nación y el programa «Música en las Fábricas». Y los trabajadores de esta metalúrgica fueron los encargados de montar el escenario, un improvisado estacionamiento en la planta, acomodar al público y entregar el programa, que también diseñaron.

Pero para ellos no fue la primera vez: tienen experiencia en la logística de este tipo de eventos porque en noviembre de 2004, en esta misma nave industrial, la pianista argentina Martha Argerich ofreció un concierto. Esta vez pudieron disfrutar de un repertorio que incluyó piezas de Mozart, Haydn, Astor Piazzolla y Eduardo Rovira.

Leandro Farías trabaja en el área de compras de la metalúrgica y está contento con la iniciativa: «Para nosotros es difícil acceder a este tipo de música, por eso estamos felices de organizar el recital. Además, nos ayuda a difundir lo que hacemos en la cooperativa», opina. Actualmente, la metalúrgica, en donde se hacen todo tipo de caños y se doblan chapas, tiene 80 empleados.

Para los nórdicos también fue una experiencia única: «Estoy muy emocionada, nunca vivimos algo similar», cuenta Kirsten. Tiene 26 años, vive en Aarhus y estudia en la Universidad del Sur de Dinamarca.

«Música en las fábricas» nació en 2003 y organiza un promedio de un recital al mes, que han llegado a varias localidades del país y hasta a dos fábricas en Cuba. La Secretaría de Cultura convoca a los artistas y aporta los equipos de sonido. El resto lo organizan los trabajadores, que incluso salen a volantear para difundir el evento.

Fuente: Clarin

Compartí la nota
error